jueves, 21 de febrero de 2008

Rocky Marciano


Otro de mis favoritos. En este caso, la historia de Rocky Marciano.
Rocky Marciano es un punto a parte en el mundo del boxeo mundial. 49 combates, 49 victorias (43 por KO). Y los rivales no fueron unos tuerce botas precisamente. Nombres como los de Joe Louis, Jersey Joe Walcott, Ezzard Charles y Archie Moore besaron la lona tras probar el sabor de la temible pegada de este chico de Massachussets.
Rocco Marchegiano nace un 1 de septiembre de 1923. Hijo de inmigrantes italianos, hereda la dureza de su madre y la determinación de su padre.
Obviamente, este hijo de inmigrantes italianos era blanco. Esto que puede parecer una perogrullada no lo es. En su época los hombres de color ya dominaban por completo el mundo de las doce cuerdas.
Nada más nacer, Rocky se enfrentó a su combate más complejo. Una neumonía estuvo a punto de llevárselo por delante con un año y medio de vida. Durante semanas estuvo en coma y los médicos lo habían desahuciado; pero su abuela de 90 años obligó a abrirle la boca al niño y hacerle beber caldo de pollo templado. Rocky reaccionó y salvó la vida.
El sueño del pequeño Rocco era convertirse en jugador profesional de béisbol… pero la guerra se cruzó en su camino. Le destinaron a Gales y en un taberna le propinó una paliza a un australiano (ey!, los australianos son tipos duros) La paliza fue tan brutal que pusieron de manifiesto que aquel chico tenía madera de boxeador.
De vuelta en Estados unidos decide probar fortuna en los cuadriláteros. Su apellido, Marchegiano era, y sigue siendo, de difícil pronunciación y después de unos cuantos combates se le buscó un apodo. Un locutor de radio lo bautizó como Marciano.
Rocky era de estatura media, tirando a bajo, a consecuencia de lo cual debía trabajar en las distancias cortas (una envergadura de brazos grande permite estar más lejos del otro púgil y tener más tiempo para reaccionar y protegerse…) pero la pegada de Rocky era salvaje. Tan salvaje era que en algún momento de su carrera estuvo preocupado porque los combates no le duraban más de uno o dos asaltos y las bolsas eran escasas.

Como ya mencioné en el anterior artículo, Rocky acabó con la carrera de otro mito, Joe Louis. Joe era grande, de los más grandes que han pisado la lona y por eso pudo aguantar ocho largos asaltos. Pero lo mejor de Marciano aún estaba por llegar. Por ejemplo, el derechazo que tumbó a Jersey Joe Walcott es uno de los golpes más recordados de la historia. Además, una curiosidad, fue un lugar mítico, porque fue en Philadelphia, en el mismo escenario donde años antes había caído el mito de Jack Dempsey.
La pelea con Walcott fue una gran pelea. En ella, Rocky besó la lona por primera vez. La izquierda de Walcott dominaba totalmente el combate, pero Walcott descubrió la verdad después del combate. Por mucho que le pegara, Marciano era como una locomotora que a toda velocidad no siente ni padece el impacto de aquello que se le pone por delante. Según Walcott, “Marciano era un tipo extraordinario que desconocía lo que era el dolor”
Marciano se rehizo en el cuarto asalto, la visión le falló en el octavo y en el 13º llegó el desenlace: la derecha de Marciano se incrustó en el mentón de Walcott que se tambaleó y desconcertado sólo pudo encajar la izquierda que acabaría con el combate. El título era de Rocky.
Walcott pidió revancha, Rocky se la dio y sólo leduró un asalto.
Rocky se enfrento a duras pruebas, saliendo airoso de todas. El bravísimo duelo con La Starzza y sobre todo contra Ezzard Charles, quien tuvo el honor de ser el único que duró los 15 asaltos. Sus dos peleas contra Charles también pertenecen a la historia del boxeo. En el Yankee Stadium, abarrotado. En el primer combate, como he dicho, Charles aguantó los 15 asaltos para perder por los puntos, pero en el segundo, Charles le rompió la nariz a Rocky en el sexto, y en el octavo no pudo más que aguantar el chaparrón de golpes que lo llevaron a la lona dos veces hasta que el arbitro acabó la cuenta de diez.
La última defensa del título la hizo contra un veterano de lujo, Archie Moore, quien con 41 años pudo tumbar a Rocky, pero que acabó con KO en el noveno.
En el 56 anunciaba su retirada, dolido por todas sus batallas y dolido porque su manager le había estafado.
En 1969 en la víspera de su 46 cumpleaños viajaba en avión junto con tres amigos, aquel avión se estrelló llevándose la vida del mito.

KO. De Walcott


7 comentarios:

Planta en un tiesto dijo...

Otro gran articulo sobre boxeo. La verdad, estoy aprendiendo un huevo sobre el tema. Buen trabajo!

Eso si, no lo digo en voz muy alta, no sea que después la suegra se crezca los viernes por la noche en medio de la partida de muchkin.

la suegra de Hannibal lecter dijo...

Ninguna adulación puede frenar mi odio que cabalga desbocado hacia el exterminio de tu ser. El viernes noche tengo pensado coger unas podadoras bien oxidadas y trocearte poco a poco. Cuando estes bien mutiladito te plantaré fuego en cada una de tus hojas marchitas, para que te chamusques a base de bien. Luego, manteniéndote perfectamente despierto para que aprecies lo que es el dolor, iré enrollando tus maltrechas hojas con la ponzoñosa tierra de tu tiesto y te la haré fumar hasta que el humo acabe con tu miserable existencia.
La guerra ha estallado. Tu y el moco sois mis enemigos y aunque caiga en el intento acabaré con el difamador y el dictador.
Siempre libre!

Planta en un tiesto dijo...

....................../´¯/)
....................,/¯../
.................../..../
............./´¯/'...'/´¯¯`•¸
........../'/.../..../......./¨¯\
........('(...´...´.... ¯~/'...')
.........\.................'...../
..........''...\.......... _.•´
............\..............(
..............\.............\...

suegra del señor oscuro del mal dijo...

What a nerd!

Haciendo esos dibujitos seguro que tienen un sitio en ARCO para ti. No sé que es peor, saber como se hace eso o simplemente dedicar tu tiempo a hacerlo.

No obstante, me siento muy alagado por merecer ese esfuerzo por tu parte.

Antonio Olives dijo...

Estupendo tratamiento del tema. Sin embargo para los ignorantes a los que diriges el post, va a dar la sensación de que Marciano era un virtuoso del cuadrilátero, y nada más lejos de la realidad. De hecho lo primero que pensó su entrenador Goldman cuando lo vio por primera vez es que ese chico tenía dos pies izquierdos y que no valía hasta que descubrió que en cada puño tenía una bomba. Lejos de quitarle mérito, esta circunstancia yo creo que se lo añade, ya que Marciano tuvo que suplir sus carencias técnicas y físicas (es el campeón pesado con menos envergadura de la historia, vamos… que era bracicorto) en los entrenamientos, que eran brutales.

Sobre la lista de estrellas a las que derroto… tienes razón, acabó con unos cuantos abueletes, enormes, geniales, fuera de serie, pero abueletes. Archie Moore con 41 tacos, Joe Louis 37, con 71 batallas a su espalda y volviendo del retiro, Walcott con 38 castañas, no estaba en mal momento (lo demostró con creces ¡que peleón!) pero 38 años del año 52 no son como 38 años del 2008.

Enhorabuena, espero impaciente el siguiente capítulo

la suegra pugilistica dijo...

A los progeneres a los que me dirijo a penas son capaces de juntar dos letras y darle sentido. Y mucho menos este tema, que ni les gusta ni interesa. Esto lo hago por mi y por nadie más… aunque parece que se ha unido la planta y también tu, lo cual celebro muchísimo.
En ningún momento hablo de las virtudes técnicas refiriéndome a Marciano, de hecho recalco su escasa envergadura y su gran pegada.
Y en cuanto a los viejunos a los que se enfrentó…. Pues bueno, eran malos los jóvenes de la época? O ¿eran mucho mejores estos viejetes? No sabría responder con certidumbre, pero lo que si se es que estos púgiles eran grandes luchadores.

suegra conciliadora(pero no te acostumbres) dijo...

.... y por cierto, animate a comentar en otros temas.... y empieza a insultar abiertamente, aunque no conozcas personalmente a nadie(que no se si conoces a alguien)¡Que insultar es bueno! entrar en peleas estúpidas y discusiones ridículas.