martes, 11 de diciembre de 2007

La guerra de las consolas (I) Hoy, la PS3

Se acercan las navidades. De nuevo esa época de consumo desenfrenado, en la que la felicidad de cada persona es cuantificable en las estrías de su tarjeta de crédito, cual años en los anillos del tocón de un roble milenario. No escribo aquí para hablar de eso, sin embargo. Dejo esa tarea a alguien que, siendo más lúcido y versado en el noble arte de la pluma (o más bien teclado) que yo, quiera recoger el testigo de ese sentimiento paralelo y generalizado a la celebración de estas fiestas que doy en llamar a falta de un nombre mejor “el síndrome del Grinch”.

No he podido sino fijarme en la inveterada cantidad de anuncios navideños, muy frecuentes desde hace unos años, tratando de engañarnos como a borregos, intentando que compremos un centro de ocio electrónico, más conocido por el exótico nombre de “consola”. Permitidme que ponga el grito en el cielo. “Pero Planta, debemos atenernos a las reglas de esta sociedad en la que vivimos, donde una serie de bienes de consumo que cubren nuestras necesidades de esparcimiento, son libremente intercambiados por dinero obtenido en base al empleo regulado de nuestra fuerza de trabajo”. Bajo esta verdad evidente, se esconde una serie de factores poco visibles al ojo desentrenado, que pervierten y malogran la santa relación consumidor-productor. Estoy hablando de algo tan serio como es LA GUERRA.

Si querida progenie: la guerra. Sed conscientes de que cada vez que, cual inocentes niños, compráis una consola, firmáis un mudo acuerdo tácito por el cual automáticamente pasais a ser SOLDADOS. Si esto es grave en un adulto hecho y derecho, imaginaros lo que supone, pues, el inocente hecho de regalar en esta época navideña una consola a uno de los pequeños de la casa: un bello uniforme de soldado talla infantil.

Los signos de este cambio de estado no tienen porque manifestarse de inmediato, sino que suele ser un proceso gradual. Quizás uno de vuestros pequeños sobrinos, recién poseedor de la XBOX 360, mire con ojos como platos la WII, e incluso llegue a afirmar que “parece divertida”. No durara mucho, creedme. En un par de semanas tendréis a un pequeño recluta dispuesto a cantar las bondades de Microsoft cual juramento al cuerpo, y criticar inmisericordemente todas las demás consolas con diversos argumentos, a cada cual más peregrino. No es de descartar ataques físicos contra vecinos, compañeros de colegio y (ex)amigos poseedores de otras consolas.

La clave de este comportamiento se basa en una ecuación muy simple: La diversión obtenida de la propia consola es inversamente proporcional a la diversión obtenida por cualquier usuario con la consola ajena. Pongamos un par de ejemplos de actitudes de soldados en la guerra de las consolas:


Caso 1: La consola 1 saca un juego que recibe notas excelentes en un par de revistas de juegos.

Solución: El usuario de consola 2 afirmará que la revista A es una bazofia, la revista B solo puntúa bien los juegos de la consola 1 y la revista C recibe dinero por hinchar las notas


Caso 2: La consola 2 saca un juego que resulta ser una bazofia, y así lo corroboran varías revistas.

Solución: El usuario de consola 2 afirmará que la revista A no puntúa alto ningún juego, la revista B es bien conocida por ser anti-consola 2 y en la revista C no tienen ni santísima idea de cómo analizar un juego


Caso 3: El usuario de consola 2 es invitado a casa de un amigo poseedor de consola 1, y, mal que le pese, juega a un juego de la consola 1 que le entretiene.

Solución: El usuario de consola 2 admitirá haber jugado al único juego decente de la consola 1, y acto seguido criticará a la consola 1 por algún oscuro dato técnico, como que el upscaling en las pantallas de carga hace que los iconos semiocultos de dicha pantalla se vean pixelados en exceso.


Dejemos clara una cosa: el usuario no solo no tiene porque haber jugado a ninguno de ambos juegos, sino que su posición siempre será más fuerte e inamovible en tanto en cuanto no lo haya hecho. Los soldados son programados para atacar, no cuestionar el estado de cosas.

Comprendamos la amenaza que supone ya no solo para los jóvenes, sino para la sociedad en conjunto. Una vez un hombre sabio dijo: “No se con que se luchará en la tercera guerra mundial, pero en la cuarta se hará con mandos analógicos”.

Yo, Planta en un tiesto me propongo evitarlo. A lo largo de varios días haré un repaso de las diferentes plataformas con la intención de demostrar lo ridículas que son todas y lo poco que vale la pena comprarse cualquiera de ellas. Que sirva esto como “desprogramación” para los muchos jóvenes, y no tan jóvenes, que leen este blog. Por ellos va.

Hoy, la PS3

Nombre: Playstation 3

Lema: This is Living

Precio: De 400€ para arriba. En España solo se comercializa el modelo de 400€.

Motes: La negra de Sony, la play, la “la pillaré cuando tenga pelas”, la peesetres.

Que pretende ser: Ciertamente la apuesta de Sony es muy ambiciosa. Pretende crear un centro de entretenimiento domestico no exclusivamente centrado en el ocio electrónico. Así, su intención es que en un solo electrodoméstico todo hogar pueda disponer de cadena musical, acceso a Internet, reproductor de DVD, reproductor de fotografías digital, reproductor de películas en formato comprimido (DivX, etc), juegos y, por último, reproductor del nuevo formato Blue-Ray. Ni que decir tiene que Sony pretende imponerse su nuevo formato de DVD en la batalla de popularidad que se está librando contra el HD-DVD, de forma que prevalezca definitivamente sobre él. Para los más viejunos, esto es exactamente lo mismo que la guerra VHS – BETA que se libró no hace tanto tiempo.

Además de ello, Sony presume de ofrecer una experiencia visual en pantalla de alta definición sin rival en el mercado del ocio electrónico. Todo ellos sumado a otras posibilidades como una gran retrocompatibilidad con los juegos de la Playstation 2 (capacidad para reproducirlos), un novedoso mando (SixAxis) capaz de detectar el movimiento del usuario, y otras características únicas como poder escuchar tu música favorita mientras disfrutas de tus juegos.

Que es realmente: Un armatoste antiestético que realiza absolutamente todas las funciones de todos los demás aparatos que tenemos en casa y que tanto dinero nos han costado. ¿Quién diablos navega por Internet en una consola? ¿Quién escucha música en una consola? ¿Para que coño tenemos DVD en casa? Y seamos sinceros, ¿quién de aquí tiene, no, mejor, quién de aquí ha visto una película en Blue-Ray? Por si no fuera poco, el precio: 400 eurapios el modelo más barato de 40 Gigas, que no tiene todos los conectores y sin retrocompatibilidad con los juegos de PS2.

A esto le añadimos que el cable que soporta la conexión a alta definición con las televisiones de nueva generación NO viene incluido con la consola, que el SixAxis es el sistema de control más impreciso e incomodo que se ha hecho en mucho tiempo, sin ni siquiera vibración (lo único que redimía a su predecesor), y una penosa política de empresa en la que Europa queda relegada a comer las migajas de lo que sobra en Estados Unidos y Japón. ¿Y quién carallo escucha música mientras juega a juegos?

Bravo Sony, this is living. Ni siquiera usar la fuente de letra de Spiderman 3 en el logo de la consola la va a salvar este desastre.

Pros:

  • La consola más potente de nueva generación
  • Gráficos de ensueño
  • Buenas licencias de juegos, algunas de ellas exclusivas (Metal Gear, Tekken, Pro evolution, Resident Evil…)
  • Alguien sin DVD, ordenador, mp3 y cadena de música puede tenerlo todo en una sola compra
  • Potencial (¿!)

Contras:

  • Ridículamente cara y todo por el dichoso diodo azul (del Blue Ray) que solo el 10% de usuarios usa
  • Hasta el momento, catálogo de juegos de risa
  • Servicio online mediocre (al menos es gratis)
  • El SixAxis es realmente malo

Críticas de juegos brevíiiisimas:

  • Ratchet and Clank: Es triste que el mejor juego hasta ahora de la PS3 tenga que ser de una saga relativamente poco conocida de la PS2, pero parece que se cumple la ecuación de que cuanto más hype, más mierda es el juego.
  • Call of Duty 4: tremendos gráficos para un tremendo juego, al igual que en las otras dos plataformas en las que ha salido.
  • Assassin’s Creed: Una colección de buenos momentos de juego, aderezados con infinidad de bugs, y que es incapaz de sobrevivir a su propio Hype, lo cual es normal teniendo en cuenta que de lo único que se ha hablando durante su desarrollo es que su productora estaba muy buena.
  • Lair: Un juego en el controlas a un dragón que quema a todo bicho viviente en paisajes enormes suena a idea difícil de ir malograr, pero el SixAxis hace lo imposible posible.
  • Heavenly Sword: Si el futuro de los juegos es este, todos los juegos a partir de ahora serán cortos, lineales y clones (inferiores) de juegos de generaciones pasadas (léase God of War)

Opiniones de jugones de PS3 sobre otras plataformas:

  • XBOX 360: "Vale, que tiene un gran catalogo de juegos. ¿Pero de que sirve si se te estropea la consola cada 4 semanas? LOL, MICRO$$$OFT".

  • WII: "Nintendo solo hace juegos para niños. Además, el SixAxis ya tiene sensor de movimientos, y el nunchuck es gay. Noobs".

  • PC: "Compadezco a los jugadores de PC, que no pueden disfrutar de los juegos tal y como han sido creados para ser disfrutados. Si hasta puedo instalar Linux en mi PS3. La era de los PC gamers ha muerto".

Frases celebres:

  • “La gente disfrutará más de la consola porque le cuesta más ganarla”
  • “Lair no es malo, simplemente la gente no sabe controlarlo”
  • “Cuando todo el mundo quiera comprarse un reproductor de Blue Ray, yo ya estaré preparado”
  • “Yo soy fiel a Sony”
  • “Micro$oft, lol”

Fotos de usuarios:

Y eso es todo por ahora. Seguid atentos: aún nos quedan tres plataformas más con sus respectivos usuarios, y mucha desprogramación por hacer. Hasta la vista primigenios.



3 comentarios:

Planta en un tiesto dijo...

Ya le tocará a la Wii, ya... aguardo con cierta malsana inquietud el momento de analizarla.

suegra del señor oscuro del mal dijo...

Maldita planta en un tiesto:

Quiero decirte que los pobres chicos de Sony son unos trabajadores que en lo único que piensan es en el bien común. Y tú con tus ofensivos comentarios les vas a tirar por el suelo el trabajo de años…. ¡¡¡qué te pasa!!! ¿quieres arruinar a esta pequeña empresa?

Además, te advierto que , como el Paiaso de Asalto lea tu comentario y se decida a no comprar la Play 3, yo te haré personalmente responsable y verteré sal en tus raíces para que no crezcas más. Tus raíces ponzoñosas no verán el mañana!!!!

Paiaso de Asalto dijo...

viva la megadrive, la única y verdadera consola pacifista!!!!