viernes, 7 de marzo de 2008

Floyd Patterson


Floyd Patterson. El púgil de cristal.

A mediados de los años 30 nace Floyd Patterson en Waco(North Carolina, no Texas) hijo de un empleado del ferrocarril, que se traslada a Nueva York en busca de fortuna y gloria y acaba viviendo en condiciones ínfimas.
Así, Floyd es criado en Brooklyn alejado de lo que se puede llamar una infancia feliz. La necesidad era la orden del día. Fue un asiduo de los tribunales hasta acabar en un reformatorio. Aquello fue lo mejor que le pudo pasar. Con profesores preocupados por su futuro y que encaminaron sus pasos a los gimnasios, pudo encontrar lo que su padre le había negado, una oportunidad. En el reformatorio comenzó a golpear el saco y allí mismo realizó tres peleas(legales)
Una vez fuera del reformatorio, todo cambió para Floyd. En vez de vagabundear por las calles buscando problemas, se dedicaba a ir al gimnasio con sus dos hermanos (Frank y Billy, quienes acabaron siendo unos mediocres profesionales – pero profesionales al fin y al cabo). En el gimnasio de Gramercy Park otro hombre cambiaría su vida, de nuevo. En realidad no fue un hombre, fue un mito. Cus D´Amato era el entrenador de aquel gimnasio. El ojo clínico del maestro no falló y apostó por el jovencísimo Patterson. La confianza fue mutua. Para Patterson, D´Amato “Era tan buen hombre que cuando me pedía que firmara algo lo hacía sin mirar”.

Tras una paliza de escándalo que le dio su hermano Frank, D´Amato tuvo que trabajar duro en el plano psicológico. En 1950 inicia su carrera como aficionado, y en 1952 se convierte en el púgil más joven de la historia en hacerse con la medalla de oro en los juegos olímpicos de Hensilki. En la final, el ruso Tita duró nada más y nada menos que ¡20segundos!
Patterson fue campeón en peso medio, y en aquellas mismas olimpiadas, un sueco llamado Ingemar Johanson lloraba desconsolado tras su descalificación en la final de los pesos pesados, por falta de combatividad (cuando un púgil “baila” mucho y no entra en combate se puede dar esta circunstancia, pero es raro).
Casi diez años después, Patterson y Johansson protagonizarían tres duelos al límite por el reinado de los pesados.
Con Patterson consolidándose poco a poco en la elite y con D´amato como manager tenían un problema. La CIB(club internacional de boxeo) se llevaba de maravilla con el manager de Marciano. Así Patterson no podía acercarse al título.
Retirado Marciano, la IBC hizo una oferta a Patterson para pelear contra Tommy Jackson, 4000 dólares Pero D´amato negoció directamente con el responsable de la CIB y consiguió un cero más al precio. 40000 dólares. Peleó con una mano dañada y ganó a los puntos.

Pero la gloria le llegó con los combates contra Johansson. Habiendo mantenido el titulo contra Archie Moore, Tommy Jackson, Pete Rademacher, Roy Harris y Brian London… Johanson se presentó en NY para destronar a Patterson.

26 Junio 1959. En el tercer asalto Patterson había besado 5 veces la lona. El árbitro que pasaría a la historia negra del boxeo, llamado Goldstein, permaneció impertérrito. Johanson campeón.

Un año después, dos ganchos históricos de Patterson destrozan al sueco para recuperar el título.
Y en el 61 , Patterson y Johanson se encerraron en un cuadrilátero por última vez. En un primer asalto para la historia los dos rodaron por la lona. En el sexto, Patterson firmó sentencia.
El reinado acabó de 25 de 1962, cuando un púgil pesado llamado Sonny Liston, un hombre que conocía mejor los barrotes de prisión que la decoración de su casa, lo noqueaba en el primer asalto. Al año hubo revancha, y la historia se volvió a repetir, Patterson le duró a Liston un suspiro.


La carrera de Floyd Patterson estuvo marcada por su mandíbula de cristal,(ver el primer video en el minuto 1.10) su debilidad en ese punto le hizo caer al suelo en numerosas ocasiones. Como dato reseñar que puso punto final a su carrera en NY contra un joven bocazas, que se pavoneaba por el ring y que le venció , un tal Muhammad Ali.

4 comentarios:

Fighting Plant dijo...

De nuevo un excelente artículo sobre el mundo del boxeo. Me gusta más la suegra expositiva que la suegra corrosiva. Good work!

running plant dijo...

Por cierto, hablando de deportes: el manubrio me dió tu telefono para quedar para correr hoy, pero al final fui a trabajar a la facultad. Next week. A practicar la maratón!

Paiaso que controla aos 3872 Orcos dijo...

jo, al final fuiste a trabajar... umm...
Antes de nada, Señor Olives, piense bien lo que va a decir y comentar, no vaya a ser que unos miles de mezquinos orcos tengan que dedicarse a la psicología. Sólo abogo por la educación y el respeto mutuo...

Antonio Olives dijo...

Sen problema Sr. Paiaso e os 3872 respetables colaboradores, sólo advertir á pranta e a sogra, que correr é de cobardes, e que a Patterson o "máis grande" púxolle o mote de "coello" por algo así.