sábado, 8 de junio de 2013

La Cannon: Esa productora.

 En pocas semanas se estrena Man of Steel. Eso me ha hecho pensar en las películas de Superman en general. Siempre consideré, la primera, la de Richard Donner, un películón. Superman 2 es una película que molaba cuando tenías 7 años pero al adquirir un mínimo de criterio te das cuenta de que sólo podía ser peor si fuera española.
 Superman 3 es......es.......¿qué coño es Superman 3? Es peor que Superman 2 con todo lo que ello implica. Es cómica, absurda, ridícula pero todo ello desde un marcado punto miserable y horrible. No puede haber nada peor.
 Entonces llega Superman IV....Superman IV. ¿Os acordáis de Superman IV? Hablaremos de ella más adelante, pero lo que nos importa aquí es que fue la productora Cannon quien se hizo con los derechos de la saga a fin de explotarlos y reventar la taquilla .Debéis tener claro que eso pretendían y que su talento les permitió hacer Superman IV por lo tanto ¿Quién coño son los de la productora Cannon?

 En realidad la productora Cannon existe desde los años 60, haciendo películas de muy bajo presupuesto pero nos interesa desde finales de los 70 cuando dos israelitas, Menhaen Golan y Yoran Globus, compran la miserable productora para convertirse es un verdadero mito.

 La pareja judía decidió explotar un mercado único: películas de acción baratas que poblaban los videoclubs y en menor medida, los cines.

Yo soy la justicia, El último americano virgen, Justicia Ninja o Hercules son títulos que igual no os dicen nada pero que a buen seguro visteis sus caratulas en los videoclubs más cercanos. Desde el cine de Charles Bronson, pasando por Chuck Norris o incluso JCV Damme.  Esta ingente cantidad de porquería les dio pingües beneficios a la pareja de productores, y en el año 85 decidieron dar un salto para convertirse en una de las grandes productoras. Invirtieron una pasta para rodar , con un actor muy de moda, Silvester Stallone(por aquel entonces Rambo y sobretodo Rocky-oscars incluídos- lo situaban en lo más alto) una gran película que he tenido la suerte de revisionar hace poco: Yo, el halcón. Ese fue su momento más alto, su gran momento. El salto a las grandes productoras llegaría definitivamente con

"Superman IV En busca de la paz" Esta es una de esas películas totalmente inexplicables. Christopher Reeve retomaba el papel, Genne Hackman volvía a ser Lex luthor, hasta John Williams tomó la batuta ....pero no era suficiente. Un guión propio de un mal alumno de primaria, efectos visuales a la altura del cine turco de los años 70 y problemas con todos los departamentos que trabajan en la película hacen de Superman IV una joya de la que se debe disfrutar en grupo, a ser posible de la versión integra. En la presentación de la cinta a los medios, la duración era de más de 130min pero dado el grado de absurdo y ridículo, para llevarla a las salas la redujeron en ¡¡¡45 minutos!!!

 El reducidísimo argumento de la película(se eliminaron tramas fantásticas que después veremos) se resume en que Luthor roba un pelo de Superman en un museo sobre el hombre de acero  y con elaboradas artes genéticas crea al definitivo hombre nuclear para vencerlo.
 En el camino podremos ver la destrucción y reconstrucción de la muralla china en una gran escena


Vuelos a través del espacio sin importar o no la presencia de oxígeno para humanos


Pero tened en cuenta que esto es "lo bueno" de una cinta que no nos permitió disfrutar de la subtrama de Bizarro. Un maligno supervillano que se las hace pasar canutas al superhombre. Ojito, ojito, ojito a la voz en off que le dice "Destruye a este hombre" en el spectrum había videojuegos con mejores efectos de sonido. Este vídeo es de lo mejor que se puede ver en INTERNET.



 Superman IV fue un hito sin parangón.Pero la Cannon no se dio por vencida y se arrancó con decisión para   impulsar al estrellato a otra saga. He-Man.

 Los famosos juguetes, después inefable serie de dibus, que nacieron como descarte de los juguetes preparados para promocionar Connan(¿a qué no sabíais esto?) necesitaban una película. La Cannon se dejó la pasta en lo que publicitaron con la Nueva Star Wars de los 80. Querían a Stallone para el papel de He-man pero al final se quedaron con el malo de Rocky IV, Dolfh Lundgren,contrataron, ni más ni menos que a Richard Endlund para los efectos visuales pero....el truño fue considerable. La inversión era importante pero es evidente que no era suficiente para mantener una película en un mundo de fantasía así que,  para ahorrar costes ¿qué hacemos? VIAJE EN EL ESPACIO-TIEMPO y llegamos al Nueva York de los años 80. Destacar la presencia del actor que hace de director del colegio de Regreso al futuro(éxito de la época) haciendo un papel bastante similar.  Fantástico epitafio para la cannon.




 Las películas cutres ahora no son de vídeo, son de TV. Cosas como The hive, Bigfoot o tanta otras jamás existirían sin productoras como la Cannon. Su pecado fue creerse capaces de hacer cine. ¿Acaso no sabían que lo que ellos hacían era otra cosa?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre la Cannon no puedo sino recomendar los dos excelentes posts del blog Vicisitud y Sordidez:


http://vicisitudysordidez.blogspot.com.es/2007/06/la-historia-de-la-cannon-episodio-1.html

y

http://vicisitudysordidez.blogspot.com.es/2007/07/la-historia-de-la-cannon-episodio-2.html

Saludos.

Planta tiesto dijo...

Impresionante... la escena de Superman IV es GROTESCA. Parece de Pajares y Esteso pero sin playa y suecas y con menos gracia.

Buen ejemplo de como morir de ambición. O te ciñes a tu mercado o te reestructuras y cambias, pero no pasas a la división de honor sin hacer cambios e inversiones significativas.

Manubrio de Ébano dijo...

gran post. Sin duda vi decenas de pelis de esta productora porque me acuerdo muy bien de esos encabezamientos A Golan /Globus production que me permitieron gozar de decenas de pelis de mamporros, americanos y terroristas. es un apena que no pongan estas pelis en la sexta 3, el otro día echaron saw V y me pareció una abominación

Manubrio de Ébano dijo...

es una pena que nunca llegué a ver en su día masters of the universe.... seguro que me habría encantado

EL OBISPO dijo...

Ahora, con el pequeño manubrio, que es un gran manubrio en ciernes, podrás retomar tus experiencias catódicas y educarlo en el amor al arte cinematográfico ochentero.

Por cierto, espero que un martes noche, dentro de 9 años, pongas a tu heredero delante de la tv y vea la profecía. Está escrito que debe ser así.